Monitoreo ambulatorio de la presión arterial para el diagnóstico y monitoreo de la hipertensión

Monitoreo ambulatorio de la presión arterial para el diagnóstico y monitoreo de la hipertensión

Este artículo realizó una revisión de las guías internacionales que recomiendan el monitoreo ambulatorio de la presión arterial de 24 horas para el diagnóstico y control de la presión arterial. Existe evidencia del monitoreo de la presión arterial y su asociación con la incidencia de eventos cardiovasculares, desde los trabajos de Perloff y cols. publicado

Este artículo realizó una revisión de las guías internacionales que recomiendan el monitoreo ambulatorio de la presión arterial de 24 horas para el diagnóstico y control de la presión arterial.


Existe evidencia del monitoreo de la presión arterial y su asociación con la incidencia de eventos cardiovasculares, desde los trabajos de Perloff y cols. publicado en 1983, donde ya se demostraba que había una diferencia significativa en la incidencia de eventos cardiovasculaes fatales y no fatales entre los pacientes con elevación de la presión arterial ≥160mmHg, así como el resto de estudios publicados en las siguientes décadas donde se evidenció el beneficio del control ambulatorio de la presión arterial de 24 horas para la predicción de mortalidad cardiovascular y por todas las causas. Basado en lo anterior, este artículo realizó una revisión de las guías internacionales que recomiendan el monitoreo ambulatorio de la presión arterial de 24 horas para el diagnóstico y control de la presión arterial.

Umbrales diagnósticos

Los umbrales diagnósticos son un marco de referencia de diagnóstico, evaluación de riesgo y una guía para las desiciones terapéuticas. Fueron necesarios estudios clínicos por más de 2 décadas para establecer los umbrales diagnósticos. 

Umbrales basados en resultados

Diversos metaanálisis demostraron una asociación fuerte entre los umbrales de hipertensión arterial elevada e incremento de riesgo cardiovasscular. Verdecchia y cols. y Ohkubo y cols. fueron los primeros en proponer incrementar los umbrales, investigaciones que han continuado en estudios posteriores. En 2007, la base de datos internacional sobre presión arterial ambulatoria en relación con eventos cardiovasculares (IDACO) determinó los umbrales que establecen el riesgo cardiovascular a 10 años.

Perfil diurno de la presióna arterial

La presión arterial sigue un ritmo circadiano, siendo más baja en la noche que durante el día, en 1998 O´Brien y cols. dieron el nombre de “Nondipping” a los pacientes que no tenían una reducción del 20% de la presión nocturna, mismos que presentaban un procentaje significativamente mayor de eventos cerebrovasculares que los “Dippers” (23.8% frente a 2.9%)

 

Estado “Dipping”

El Dippng depende del medio ambiente, genética, actividad diurna, estrés, calidad del sueño, momento de la ingesta y duración de antihipertensivos, posición del brazo en relación con el corazón, enuresis nocturna, diferencias en el perfil de riesgo cardiovascular y muchos otros factores.

Este tema ha llevado a múltiples investigaciones, en el que el riesgo de la hipertensión nocturna superó a la diurna, pero esto es diferente dependiendo de la etnia. En la población Europea, la hipertensión arterial sistólica nocturna se consideró el predictor más especifico en el incremento de riesgo cardiovascular. De la base de datos IDACO han surgido numerosos análisis, recientemente demostró que el aumento importante de la presión arterial durante 24 horas, y más si es de predominio nocturno, está asociado a mayor riesgo de mortalidad cardiovascular y por todas las causas.

 

Hipertensión de bata blanca

En 1984 Kleinert y cols. dieron el nombre de hipertensión de bata blanca a los pacientes con presión arterial elevada en el consultorio pero no durante la monitorización ambulatoria de la presión arterial. Esto ha llevado a múltiples estudios buscando relacionar a este grupo de pacientes con el incremento de riesgo cardiovascular, mismos en los que se describe el incremento de esta patología con el incremento de la edad. Al momento no existe evidencia de bajar la presión arterial en pacientes con hipertensión de bata blanca, no siendo tampoco necesario intensificar el tratamiento antihipertensivo en pacientes con enfermedad controlada pero con hipertensión de bata blanca.

Hipertensión enmascarada

Caracterizado por valores de presión arterial normales en consultorio en mútiples visitas clínicas, pero con un aumento durante el día, nocturna o ambulatoria de 24 horas. La probabilidad de tener hipertensión enmascarada aumenta con una presión arterial en el consultorio de 120 a 139 mmHg sistólica o diastólica 80 a 89mmHg. En comparación con la prehipetensión los pacientes con hipertensión enmascarada tienen un incremento de riesgo para eventos cardiovasculares y accidente cerebrovascular.

Las guías de hipertensión recomiendan implementar cambios en estilo de vida y ajuste de manejo antihipertensivo, pero esto en ausencia de evendencia clínica, únicamente basado en gran medida en opinión de expertos.

Monitoreo ambulatorio de la presión arterial

En diversos estudios se propuso que el control ambulatorio de presión arterial reduciría costos en la atención médica, particularmente en los hipertensos de bata blanca medicados. Siendo esto confirmado en diversos estudios, donde se consideró la estrategia más rentable para diagnóstico y tratamiento, así como para la reducción de costos. Staessen y cols. y Pickering y cols. estudiaron la relación entre el monitoreo ambulatorio de la presión arterial de 24 horas y el monitoreo de presión arterial en casa encontrando la misma sensibilidad y especificidad, sin embargo, faltan estudios clínicos que sustenten si estas estrategias son igual de costo efectivas.

 

Aplicación Clínica

Las Guías Europeas recomiendan la monitorización ambulatoria de la presión arterial en todos los pacientes que reciban medicación para la presión arterial.

Después de haber optimizado el tratamiento, es razonable repetir el monitoreo ambulatorio durante el seguimiento para asegurar encontrarse en metas de reducción de presión arterial. Aún así, la medición de la presión arterial en el consultorio sigue siendo el método de detección estándar para el diagnóstico de hipertensión. De cualquier manera, la medición de la presión arterial en el hogar, especialmente combinada con telemonitorización es un poderoso intrumento para los pacientes.

Conclusiones

El monitoreo ambulatorio de la presión arterial es la técnica de elección para la medición de la presión arterial, considerando desde el punto de vista clínico la importancia de las cifras de 24 horas y los valores nocturnos.

El monitoreo ambulatorio de la presión arterial es un excelente metodo de diagnóstico y seguimiento de la hipertensión arterial, siendo actualmente la técnica de elección para el monitoreo de control de los pacientes, debemos implementar su uso de manera más rutinaria con la finalidad de alcanzar los objetivos terapéuticos óptimos.

 

Más información AQUI

Posts Carousel

Deje un comentario

Registrese para comentar. Sus e-mail no será publicados

Cancel reply