Impacto de plaquetas inmaduras en la respuesta plaquetaria al ticagrelor y prasugrel en pacientes con SCA

Impacto de plaquetas inmaduras en la respuesta plaquetaria al ticagrelor y prasugrel en pacientes con SCA

Este trabajo, publicado recientemente en el EHJ, trata sobre las plaquetas reticuladas (PR) o inmaduras,  las cuales son motivo de atención en la actualidad. ¿Qué son estas plaquetas? Son las plaquetas nuevas que la médula ósea vuelca hacia la sangre cada día. Alrededor del 12% del total de las plaquetas circulantes son PR, las cuales

Este trabajo, publicado recientemente en el EHJ, trata sobre las plaquetas reticuladas (PR) o inmaduras,  las cuales son motivo de atención en la actualidad.

¿Qué son estas plaquetas? Son las plaquetas nuevas que la médula ósea vuelca hacia la sangre cada día.

Alrededor del 12% del total de las plaquetas circulantes son PR, las cuales suelen ser más grandes y relativamente más reactivas (con mayor poder trombótico) que las plaquetas maduras o viejas. En pacientes con ciertas características, tales como en los diabéticos, o en ciertas situaciones clínicas como en momentos de estrés, de alto consumo plaquetario o de trombosis aguda, se incrementa considerablemente el número de estas plaquetas nuevas en la sangre, por aumento de la renovación (“turn over”) plaquetario.

En estos casos, la aspirina y las tienopiridinas (clopidogrel y prasugrel) presentan una limitación en su eficacia antitrombótica, porque inhiben irreversiblemente a su receptor target en la plaqueta (la enzima ciclooxigenasa, o el receptor P2Y12, respectivamente) desapareciendo a las pocas horas de la toma de la medicación todo metabolito de la droga libre y disponible para actuar, porque todas las moléculas se han unido a su correspondiente receptor plaquetario. De este modo, todas las plaquetas reticuladas que van siendo producidas por la médula ósea llegan a la sangre y no son inhibidas, hasta que el paciente tome una nueva dosis del fármaco antiagregante al día siguiente.

Los inhibidores P2Y12 de acción reversible, como el cangrelor y el ticagrelor, actúan en forma dinámica sobre el receptor, uniéndose y desuniéndose continuamente, favoreciendo que haya siempre moléculas activas del fármaco libres en plasma, lo cual les permite inhibir tanto a las plaquetas viejas como a las nuevas durante las 24 horas.

En la discusión, plantean que la dosis y administración actual de aspirina recomendada en SCA, de 100 mg una vez al día, tal vez sea insuficiente para lograr un adecuado efecto antitrombótico en situaciones de alto turn over plaquetario, y en ese sentido quizá haya sido un error intentar mejorar la eficacia subiendo la dosis a 325 mg al día como se intentó en el CURRENT-OASIS 7, proponiéndose que hubiera sido mejor dar 100 mg pero dos veces al día, para inactivar mejor a todas estas plaquetas reticuladas hiperreactivas y abundantes que van siendo volcadas a la sangre periférica. ¿Cuál es la importancia clínica de la inhibición de las PR por parte de los antagonistas reversibles del P2Y12 , comparado con las tienopiridinas?

Aún no se sabe bien, pero es motivo de investigaciones en curso, tal como el estudio ISAR-REACT 5, el primero que planea comparar cabeza a cabeza a prasugrel versus ticagrelor en pacientes con SCA y estrategia invasiva planeada con puntos finales clínicos. De hecho, los autores de este trabajo son el mismo grupo alemán que está llevando a cabo el ISAR-REACT 5 de A. Kastrati y col.

– Ver link AQUÍ

21 comments

Posts Carousel

Deje un comentario

Registrese para comentar. Sus e-mail no será publicados

Cancel reply

21 Comments