Troponinas en los departamentos de emergencias y pronóstico según el tipo de Infarto

Troponinas en los departamentos de emergencias y pronóstico según  el tipo de Infarto

Las Troponinas de alta sensibilidad (TnT – TnI) son  específicos  de injuria o necrosis miocárdica y teniendo en cuenta estos biomarcadores,  la 4ta definición universal de infarto, incluye al infarto agudo de miocardio (IAM) tipo I (accidente de placa) IAM tipo II  (disbalance entre oferta y demanda de oxígeno), la injuria miocárdica aguda y crónica.

Las Troponinas de alta sensibilidad (TnT – TnI) son  específicos  de injuria o necrosis miocárdica y teniendo en cuenta estos biomarcadores,  la 4ta definición universal de infarto, incluye al infarto agudo de miocardio (IAM) tipo I (accidente de placa) IAM tipo II  (disbalance entre oferta y demanda de oxígeno), la injuria miocárdica aguda y crónica. Sin embargo, diferenciar entre la lesión  miocárdica aguda y el IAM tipo II puede ser difícil, ya que, por ejemplo, la sepsis puede provocar ambas. Aunque en los departamentos de emergencias se utilizan frecuentemente los niveles de troponina T e I de alta sensibilidad, sólo una minoría de pacientes tiene diagnóstico final de infarto.

Un estudio prospectivo australiano incluyó 2700 pacientes que acudieron al servicio de emergencias con TnT  > 14 mg/dl y los  mn,m,..–´s de un añoen cuenta estos anclasificó en:

1-IAM tipo I, con cuadro clínico compatible y angiografía: incluyó al 17% de los pacientes.

2-IAM tipo II (se incluyó a la injuria miocárdica aguda) requiere pacientes con una condición crítica previa: llegó al 9,7%.

3-Injuria miocárdica crónica con dos mediciones de TnT separados de dos horas, con uno > 14 mg/dl: este grupo incluyó al 72% de los pacientes.

Los pacientes con IAM tipo I eran más jóvenes, mayor porcentaje de tabaquistas que en los otros grupos, donde predominaban pacientes con falla renal e insuficiencia cardíaca crónica. El grupo IAM tipo I, presentaba más enfermedad coronaria (51% con enfermedad de 2-3 vasos) y como era de esperar, se realizaron más angiografias (95%), más angioplastias (62%), más cirugias de revascularización (15%) que en los otros grupos. Los principales factores desencadenantes del IAM tipo II / injuria miocárdica aguda incluyeron a la sepsis (21,1%), insuficiencia cardíaca aguda (18,3%), taquiarritmias (16,9%), anemia (8,6%) o una combinación de factores (16%).

Luego de ajustar por múltiples variables, los pacientes con IAM tipo I tuvieron tasas de mortalidad marcadamente más bajas a 4 años en comparación con pacientes con IAM tipo II y aquellos con injuria miocárdica crónica (en especial en los primeros 6 meses).

Aunque la antiagregación, las estatinas y los betabloqueantes  presentan beneficios  demostrados en el IAM tipo I, la utilidad de estos agentes en el tipo II sigue siendo incierto. En este estudio, el uso de estatinas fue marcadamente mayor en el primer grupo en tanto que la furosemida lo fue en los demás grupos.

Entre pacientes no seleccionados que se sometieron a pruebas de TnTs de alta sensibilidad,  la injuria miocárdica crónica fue el cuadro más frecuente.  Los pacientes con IAM tipo II tuvieron una mortalidad más alta que aquellos con IAM tipo I, luego de ajustar por distintos parámetros .

Este estudio nos demuestra que quizás más que para el diagnóstico de infarto, las troponinas ayuden en el pronóstico de los pacientes que acuden al servicio de emergencia por diversos motivos.  Quedan interrogantes sobre el uso de medicación cardioprotectora en aquellos casos que no deriven de un accidente de placa.

Posts Carousel

Deje un comentario

Registrese para comentar. Sus e-mail no será publicados

Cancel reply