¿Qué tipos de ejercicios pueden hacer los pacientes portadores de miocardiopatías?

¿Qué tipos de ejercicios pueden hacer los pacientes portadores de miocardiopatías?

El American Heart Association en conjunto con el American College of Cardiology desarrolló un nuevo documento (Task Force 3) basado en recomendaciones de expertos, realizando una revisión sistemática de la evidencia científica disponible. La Muerte súbita en atletas es algo que preocupa a todos. En diferentes reportes, la tasa se encuentra entre 1-5 por cada

El American Heart Association en conjunto con el American College of Cardiology desarrolló un nuevo documento (Task Force 3) basado en recomendaciones de expertos, realizando una revisión sistemática de la evidencia científica disponible.

La Muerte súbita en atletas es algo que preocupa a todos. En diferentes reportes, la tasa se encuentra entre 1-5 por cada 100.000 atletas por año, algo que varía según regiones y esquemas de evaluación pre deportivas que se hagan.

Las miocardiopatías son una de las principales causas de muerte súbita en atletas, y es sabido que los pacientes jóvenes tienen más riesgo de desarrollar arritmias ventriculares y que el ejercicio físico intenso es un gatillo para su desarrollo. Es por esto que es importante unificar criterios en relación a la aptitud para la realización de actividad física con el objetivo de proteger a nuestros pacientes y evitar divergencia en las opiniones de profesionales de la salud que puedan poner en riesgo a algún deportista.

Recientemente la American Heart Association en conjunto con el American College of Cardiology desarrolló un nuevo documento (Task Force 3) basado en recomendaciones de expertos, realizando una revisión sistemática de la evidencia científica disponible.  Al igual que se había hecho en el consenso de Bethesda del 2005, se clasificaron los deportes de acuerdo a su componente dinámico y estático. Básicamente, el aumento del componente estático se refleja directamente en la poscarga y el dinámico en el aumento del volumen minuto. (Figura 1)

ejerc

 

– Miocardiopatía Hipertrófica (MCH):

Al analizar la causas de estas muertes súbitas, la MCH es la principal causa en los Estados Unidos, contando con la responsabilidad de una de cada 3 defunciones. En esta entidad es sabido que existen una serie de factores de riesgo, sin embargo, al ser el ejercicio y la edad joven dos condicionantes importantes del riesgo arrítmico, la recomendación general es que ningún paciente portador de cualquier forma de Miocardiopatía hipertrófica haga actividad física de forma competitiva, salvo deportes de los calificados como IA (Bowling, golf, tiro al blanco y cricket). La guía deja abierta la posibilidad de la evaluación individualizada de los pacientes por profesionales con experiencia en el tema, que evaluando las condiciones particulares del deportista y consensuando con él y su familia, le permitan realizar alguna otra actividad limitando el esfuerzo realizado. Esta es una situación muy delicada que debe ser discutida caso por caso. La guía también aclara dos puntos que son importantes a la hora de hablar con los pacientes: 1) Que el implante de un desfrilador no le permite al paciente hacer ejercicio y 2) Que los pacientes con análisis genéticos positivos para MCH pero sin alteraciones ecocardiográficas no deben sufrir limitaciones de la actividad física a menos que haya antecedentes de muerte súbita precoz en la familia.

– Miocardiopatía no compactada (MNC):

Esta entidad tiene tan poco tiempo dentro de la historia de la cardiología que al día de hoy no existen estudios que permitan aplicar una estratificación de riesgo especial en atletas. Es poca la información que se tiene sobre la evolución de los pacientes sobre todo de aquello con poca afectación de la función sistólica. En general no se debe contraindicar la actividad en deportistas asintomáticos diagnosticados de miocardiopatía no compactada con función sistólica normal, y ausencia de arritmias ventriculares en un registro de 24 horas o en la prueba de esfuerzo. En cambio, los pacientes con función sistólica deteriorada, historia de muerte súbita en la familia, síncope o arritmias constatadas en test de esfuerzos o holter, deben ser excluidos de toda actividad física de forma competitiva, salvo deportes de los calificados como IA.

– Miocardiopatía dilatada y otras miocardiopatías (restrictiva, infiltrativa):

Existe poca información en estas circunstancias sumado a la posible confusión entre cambios vinculados al deporte y dilataciones primarias. Es sabido que deportistas de alto rendimiento de algunos deportes pueden presentar diámetros diastólicos aumentados (hasta 70 mm en hombres y hasta 66 mm en mujeres) y función sistólica ligeramente deprimida en reposo. Todo ello hace difícil la diferenciación entre la miocardiopatía dilatada y el “corazón de atleta”. El consenso recomienda la valoración con técnicas de imagen, test funcionales y genéticos para diferenciar la formas dilatadas primarias de los cambios vinculados puramente al deporte. La recomendación del consenso es que los pacientes sintomáticos con miocardiopatía dilatada, restrictiva o infiltrativa no deben realizar actividad física competitiva salvo ejercicios tipo IA.

– Miocarditis

Entre el 4-7,5% de las muertes súbitas en atletas se deben a miocarditis. El deportista no debe volver a la actividad competitiva como mínimo luego de 3-6 meses desde el proceso agudo, y siempre y cuando recupere la función ventricular normal en la ecocardiografía, los marcadores de daño miocárdico  e inflación se normalicen, y no presente arritmias en holter  de ECG y prueba de esfuerzo.

– Pericarditis

Los deportistas deben detener la práctica deportiva durante la fase aguda de la pericarditis, pudiendo retomar con normalidad la actividad física tras confirmar la curación. Para esto la recomendación es que tengan ausencia de derrame pericárdico, normalización de los parámetros inflamatorios de laboratorio y estén asintomáticos.

– Displasia arritmogénica del ventrículo derecho (DAVD)

El diagnóstico de esta entidad es muchas veces dificultoso. El consenso contraindica la actividad física competitiva, salvo deportes IA, en deportistas con diagnóstico de certeza, criterios limítrofes o diagnóstico probable de DAVD. No se recomienda implante de desfibrilador para permitir la participación en deportes de alta intensidad.

 

Link: Circulation. 2015;132:e273-e280

DOI: 10.1161/CIR.0000000000000239

5 comments

Posts Carousel

Deje un comentario

Registrese para comentar. Sus e-mail no será publicados

Cancel reply

5 Comments

  • Ma de la luz delgado Castillo
    enero 26, 2019, 4:47 am

    Buenas noches.. Yo padezco miocardiopatia dilatada y la verdad cada día que pasa no evolucionó. Entiendo que dise el cardiologo que no hay vuelta atrás.. Ya tengo dañada una valvula en cual me dice que puede operar y cambiar pero que eso no cambia en nada lo que padezco… Entiendo su punto de vista de mi cardiologo.. Pero no entiendo porq no poder aser nada.. No estoy seguro de acuerdo que tengo que esperare resignada que llegue la muerte… Queiro otra opinión si me pueden ayudar estoy dispuesta a escucharloe dará gusto saber que pueda ver posibilidades para mi enfermedad.. Tengo 51 años gracias espero alguna respuesta… Mi cel 8110419531 mty nuevo León México saludos

    REPLY
    • Hola tengo 54 años siempre he realizado ejercicio y hace dos meses me diagnosticarón miocardiopatia dilatada severa de 3º con un 30% de capacodad cardiaca.Varios mèdicoa me han dicho que estoy desauceada quisiera saber si tengo alguna esperanza de vida y quiero saber cuanto tiempo me queda de vida

      REPLY
    • Hola tengo 54 años siempre he realizado ejercicio y hace dos meses me diagnosticarón miocardiopatia dilatada severa de 3º con un 30% de capacodad cardiaca.Varios mèdicoa me han dicho que estoy desauceada quisiera saber si tengo alguna esperanza de vida y quiero saber cuanto tiempo me queda de vida

      REPLY
  • Frank.
    septiembre 27, 2019, 11:38 am

    Buenos dias, excelente informacion en su pagina es de mucha ayuda.

    REPLY
  • Eduardo Rubio
    febrero 6, 2020, 3:40 am

    Buenas noches, Mi nombre Eduardo Rubio, tengo actualmente 42 años, inicie con un cuadro gripal en febrero de 2017, el cual nunca tuvo mejoría, por tanto me hospitalizaron con una sospecha de infarto, los exámenes y el estudio clínico durante la hospitalizacion arrojaron como resultado una miocardiopatia dilatada y en ese entonces un FEVI del 10%. Durante la hospitalizacion y en los últimos tres años he sido asintomático, es decir no me canso ni al caminar ni al subir escaleras etc. He sido controlado con medicamentos, el FEVI a julio de 2019 esta en el 31% de acuerdo a un resultado de resonancia, como prevención me colocaron un cardiodesfibrilador subcutáneo en septiembre de 2019. Con este diagnostico mi pregunta es que ejercicios de cardio o de resistencia puedo retomar de nuevo?. Gracias

    REPLY