La obesidad no es una enfermedad

La obesidad no es una enfermedad

¡ADVERTENCIA INICIAL! Lo que usted va a leer desafía sus creencias. Le propongo que las ponga en suspenso durante los minutos que dure la lectura. Estas preguntas podrían encender su interés por pensar los mismos hechos con otras categorías: ¿el objetivo de los seres vivos es mantener la estabilidad de sus variables o facilitar la adaptación

¡ADVERTENCIA INICIAL! Lo que usted va a leer desafía sus creencias.

Le propongo que las ponga en suspenso durante los minutos que dure la lectura.

Estas preguntas podrían encender su interés por pensar los mismos hechos con otras categorías: ¿el objetivo de los seres vivos es mantener la estabilidad de sus variables o facilitar la adaptación al ambiente? Si las variables se “alteran” para ajustarse a un ambiente que así lo demanda y ello representa un “factor de riesgo”: corregir las variables sin modificar la demanda del ambiente, ¿es lógico? Lograr la normalidad aritmética de esas variables a costa de la adaptación, ¿tiene sentido biológico? ¿Es que el ambiente y las teorías médicas que se empeñan en ignorarlo son las “vacas sagradas” de la medicina y nadie se anima a denunciarlos y a intentar modificarlos?

La ciencia es la creencia en la ignorancia de los expertos.

Richard Feynman

Tenía todo el editorial escrito, faltaba solo tocar el botón de “enviar”, me dispuse a darle una última lectura, necesitaba despejarme, leer el diario me pareció la opción correcta. Las noticias en Argentina parecían ser las misma de siempre, caos económico, mi equipo de futbol que no levanta cabeza, sin embargo, una me llamó poderosamente la atención:

Los expertos del G20 advirtieron que la obesidad es una “catástrofe epidemiológica”

Según los últimos reportes de EEUU, en algunas regiones, la tasa de obesidad y sobrepeso supera el 80% de la población, ¡Si, leyó bien 80%!. Actualmente la normalidad para la raza humana es el sobrepeso.

La realidad me golpeó de frente:

O cambiamos el enfoque hacia la obesidad o modificamos inmediatamente la definición de “expertos”, algo no funciona bien aquí. Los ministros de salud del mundo, considerados expertos, admiten su fracaso.

 

¿Qué sabemos de obesidad?

Tradicionalmente, se define como una acumulación anormal o excesiva de grasa, y se detecta por un índice de masa corporal mayor de 30. Excede este editorial el debate de la real información aportada del índice de masa corporal, pero es fuertemente criticado, y  se han propuesto nuevos métodos para reemplazarlo.

¿Cuál es la causa de la grasa acumulada?

Como afirman los expertos, La causa fundamental del sobrepeso y la obesidad es una alteración del balance de energía entre las calorías consumidas y gastadas. (ex Ministerio de Salud de la República Argentina); en el otro extremo del continente Canadá, en su página oficial, culpa la epidemia a la falta de actividad física y a comer demasiado. Mensaje compartido por el resto de los países de América.

Esta definición surge de la “Hipótesis calórica”, que asume que la grasa se forma por un desequilibrio entre las calorías ingeridas y las calorías gastadas. Por lo tanto, la solución es: “comer menos y moverse más”

Médicos y nutricionistas, (de los cuales la mitad tienen sobrepeso u obesidad); se sientan atrás de cómodos escritorios, estiman, cuanta energía gastará el paciente, con complejas fórmulas, y simplemente sugieren comer menos calorías que las que se van a gastar.

¡Nada puede fallar!, la primera ley de la termodinámica no se equivoca, si gastamos mas que lo que ingresa, se debería perder peso…

-¿Y esto resulto exitoso?…

-¡Jamás! (Link1, Link2, Link3), pero no importa, sigámoslo haciendo…

Otra cara de la hipótesis calórica, tal vez su faceta más perversa, la culpabilización de la víctima. “comer menos y moverse más”, es la solución, pero cuando no funciona, culpamos al paciente que “decide”, comer de más y moverse menos, su voluntad es la que falló, no es nuestra teoría… ¿Suena perverso?

Suena muy mal, pero la evidencia muestra que lo pensamos!

-Pero, si comer más calorías que las que gastamos, no es la causa de acumular grasa, entonces… ¿Por qué engordamos?

Existe un debate muy fuerte en el seno de la nutrición, sobre que cosas nos hacen engordar…

¿Son las calorías y el sedentarismo?

¿El azúcar y los carbohidratos?

¿Es el ambiente?

¿Son las hormonas?

¿Disrupción circadiana?

¿La suma de todo lo anterior?

Excede este editorial ese debate, tal vez en un futuro, escriba sobre eso.

Esta vez quiero ir a un punto distinto…

 

¿Es la obesidad una enfermedad?

Cuando estudiamos medio interno, a nadie le sorprende que una acidosis metabólica se compense con una alcalosis respiratoria, es un mecanismo HOMEOSTÁTICO, donde el cuerpo responde a un estímulo agudo, para recuperar a la brevedad, su equilibrio. Entendemos perfectamente que la hiperventilación y su traducción clínica el aumento de la frecuencia respiratoria, NO ES la enfermedad en si misma, sino un síntoma/signo. (estabilidad a través de la constante)

Si nos enfrentamos a un paciente con fiebre, no estamos presenciando un mecanismo homeostático, lo que sucede aquí, es que el organismo, responde modificando el punto de seteo de la temperatura corporal, lo “normal”, deja de ser 36°, y el nuevo punto de seteo será 38°. La fiebre NO es la enfermedad en si misma, representa una respuesta ESPERABLE y en cierto punto beneficiosa (optimización de respuesta inmune), para intentar recuperar el equilibrio del sistema (mientras dure la “carga alostática” que genera la fiebre). Esto es lo que se conoce como ALOSTASIS (estabilidad a través del cambio).  Una respuesta alostática, generalmente cumple una función en el intento del organismo de recuperar el equilibrio, si bien, podría resultar perjudicial en si misma, es el precio que paga el cuerpo, para conseguir la recuperación. Lo lógico es tratar la causa raíz y no la respuesta.

La constancia NUNCA fue una condición fundamental para el desarrollo de la vida.

Hace años que venimos asumiendo la obesidad como una enfermedad, incluso, nos planteamos la duda si existe el obeso saludable; sin entender que hasta cierto punto mantenemos la salud, gracias a aumentar el peso.

¿Por ver el árbol, no estamos viendo el bosque?

La obesidad podría ser entendida como, una RESPUESTA ESPERABLE, FISIOLÓGICA y REPRODUCIBLE (en un alto porcentaje de la raza humana) a un estímulo obesogénico mantenido en el tiempo (carga alostática); lo que representa un síntoma/signo y no una enfermedad en sí misma.

Es la obesidad una extraordinaria demostración de adaptación de un organismo vivo, a un medio desfavorable. Ese exceso de “calorías” es transformado a la sustancia menos perjudicial: GRASA. Engordar o morir

Veamos que sucede en extremo opuesto, las lipodistrofias, un grupo de enfermedades, donde la característica común es la falta de capacidad de almacenar el exceso de nutrientes bajo la forma de grasa. Cuando es generalizada, se caracteriza por resistencia a la insulina y síndrome metabólico en etapas tempranas de la vida, con la consiguiente consecuencia de enfermedad cardiovascular.

(Lo mismo hacemos con HTA, dislipidemia y Diabetes T2, tratamos de llevar números a valores normales, defendiendo una hipótesis HOMEOSTÁTICA, cuando la realidad es que estamos ante variables ALOSTÁTICAS.)

 

La pregunta del millón es:

¿Cuál es la razón que un ser vivo, coma más cantidad que la que necesita?

¿Qué le sucedió a su mecanismo del hambre, que durante muchos años funcionó correctamente y en los últimos años dejó de hacerlo?

La respuesta a estos interrogantes no es sencilla y actualmente tenemos intereses económicos fuertes, disfrazados de ciencia, para seguir manteniendo viejos dogmas: Un ejemplo, es que estamos gordos, por comer mucho y movernos poco. (Link1; Link2; Link3), toneladas de papers sponsoreados, lo afirman.

No quiero restarle la importancia FUNDAMENTAL al ejercicio, que la discutiremos en otro momento, pero jamás el ejercicio solo podrá vencer un inadecuado estilo de vida.

Nuestro deber como sociedades médicas es actuar como filtro de este bombardeo pseudocientífico, priorizando la salud del paciente y la comunidad. Repensar si nuestras “verdades” nos conducen por los caminos adecuados, o continuamos en el mismo sendero con final incierto.

 

6 comments

Posts Carousel

Deje un comentario

Registrese para comentar. Sus e-mail no será publicados

Cancel reply

6 Comments

  • Vicente
    octubre 24, 2018, 8:55 am

    <em>La pregunta del millón es:

    ¿Cuál es la razón que un ser vivo, coma más cantidad que la que necesita?</em>

    Desafío la afirmación de que ésa sea la pregunta que debemos hacernos. La preguntas correctas son:
    – ¿Qué produce la hiperplasia del tejido adiposo?
    – ¿Qué causa que los adipocitos almacenen triglicéridos de forma neta al cabo de un día?

    Si hacemos las preguntas equivocadas, si hacemos preguntas que ya dan por supuesta una respuesta, lo que estamos haciendo es cometer un error categorial, que es encasillar un problema en un paradigma en el que nunca va a encontrar solución.

    Y otra pregunta pertinente es: ¿por qué estás haciendo una pregunta equivocada, Esteban?

    REPLY
    • Esteban Larronde@Vicente
      octubre 24, 2018, 9:45 am

      Estimado Vicente
      Primero quiero invitar a la gente a leer tu web novuelvoaengordar.com, donde no se vende ningún curso, ni ninguna dieta milagro y contar a los lectores que admiro a los pacientes como tu, que por falta de respuestas de los médicos, tuvieron que comenzar a estudiar por cuenta propia. No eres el único.
      Ahora volviendo a tu pregunta:
      – ¿Qué produce la hiperplasia del tejido adiposo?
      – ¿Qué causa que los adipocitos almacenen triglicéridos de forma neta al cabo de un día?

      Creo que estamos adelantándonos un paso.
      Aclaré que la causa por la que esa grasa se acumula, no la discutía en este editorial

      A modo grosero, podría contestarte que los adipocitos almacenan grasa y se hiperplasian, porque tienen el mecanismo para hacerlo…que después podemos discutir cual es.

      A mi, personalmente me genera mucha mas curiosidad, y me parece un paso previo sin el cual, nada puede suceder, ¿Cuál es la causa, que produce disrupción del hambre?

      ´Y tal vez tengas razón y la respuesta de mi pregunta conteste la tuya.

      Creo que en obesidad sabemos muy poco, y tal vez las verdades que tenemos como básicas no estén bien.

      Abrazo

      REPLY
      • Vicente@Esteban Larronde
        octubre 24, 2018, 10:11 am

        Hola Esteban,

        dices "A mi, personalmente me genera mucha mas curiosidad, y me parece un paso previo sin el cual, nada puede suceder".

        Disculpa si me salto alguno de tus argumentos, pero creo que son sólo aportas esos dos: que te genera curiosidad y que es un paso previo sin el cual nada puede suceder. ¿"Es un paso previo son el cuál nada puede suceder"?

        ¿Comer más cantidad que la que necesita es un paso previo sin el cuál nada puede suceder? Es una afirmación injustificada.

        Todas las personas comemos más de lo que necesitamos: todas, las que están ganando peso, las que están bajando peso y las que mantienen el peso. De hecho, prácticamente la mitad de la energía que consumimos se disipa en forma de calor. Y es una cantidad variable y adaptativa. En todas las personas.

        Es más, acumular unos pocos gramos de grasa al día explicaría la epidemia de obesidad que tenemos. ¿Crees que si un día engordo 3 gramos, es porque los he consumido por encima de mis necesidades energéticas? O justificas eso o deberías abandonas esa línea argumental.

        Insisto: si partes de unas premisas injustificadas, haces preguntas incorrectas que encasillan el problema en un paradigma injustificado. Que ciertas preguntas te despierten curiosidad no significa que sean las preguntas correctas.

        No quieres hablar de qué causa que almacenemos grasa en el tejido adiposo ni de qué hace que desarrollemos hiperplasia en dicho tejido. Dices no querer hablar de la causa de la obesidad, pero postulas "consumir por encima de nuestras necesidades" como una pregunta importante. Estás saltando un paso en los argumentos: justifica por qué ésa es una pregunta importante. O deja bien claro que la haces de forma no relacionada con las causas de la obesidad. Porque de otro modo lo que haces es dar por supuesta la validez del paradigma energético. No te saltes pasos.

        NOTA: no soy un paciente. Y creo que ese término debería ser abandonado en la mayor parte de los contextos. Gran parte de los médicos tenéis un negocio y tenéis clientes que buscan un servicio de salud. ¿Por qué os creéis diferentes a cualquier otro vendedor? Pero eso es otro debate y sólo lo comento porque me ha llamado la atención que me llamases paciente. Cuando quieras lo discutimos, mejor en otro sitio y momento para no desviar la atención.

        REPLY
        • Esteban Larronde@Vicente
          octubre 24, 2018, 11:08 am

          Creo entender donde está el problema
          Solo hablo de disruptores del hambre, resistencia a leptina y posterior resistencia a insulina
          No hay ni un dejo de hipótesis calórica atras de lo que pienso

          No quería meterme en el tema de entrada, como la fabula de la rana y el agua tibia!
          La hipótesis calórica fue una de las causas de nuestro problema actual.
          Sumado a intereses y necedades
          Pero me estás haciendo adelantarme mucho!

          Abrazo

          REPLY
          • Vicente@Esteban Larronde
            octubre 24, 2018, 11:29 am

            Hola Esteban,

            estoy preparando una entrada que es recopilación de los mejores tuits críticos con la teoría del balance energético. Te adelanto que de los 10 que he escogido, casi la mitad son tuyos. Por eso me ha extrañado tanto que hagas una pregunta que es, tal cual, la que los defensores de la teoría del balance energético dan por supuesto que es la que nos tenemos que hacer. Si no aclaras por qué estás haciendo esa pregunta, estás dando a entender que, en última instancia, engordamos porque nos pasamos con la cantidad de comida.

            "La hipótesis calórica fue una de las causas de nuestro problema actual. Sumado a intereses y necedades. Pero me estás haciendo adelantarme mucho!"

            Espero entonces a que completes las explicaciones.
            Un saludo

            REPLY
  • Roberto
    octubre 25, 2018, 2:18 pm

    Felicidades. Profe. Mirar la. Realidad d e otro ángulo. Es interesante. Pero demostrar el. Origen de las enfermedades metabólicas. Sin obesidad o exceso de grasa corporal o que grasa de que parte de nuestro organismos es la más dañina. Aun queda mucho por recorrer en esta amplia medicina que no es estática y el concepto alostatico es transcendental. Un abrazo éxitos siempre

    REPLY

Últimas noticias


TWITTER