Valor pronóstico del Realce Tardio con Gadolinio de la RM en Miocardiopatía hipertrófica

Valor pronóstico del Realce Tardio con Gadolinio de la RM en Miocardiopatía hipertrófica

El realce tardío con gadolinio (LGE) demostró jugar un papel importante en el diagnóstico y pronóstico en muchas miocardiopatías, tanto isquémicas como no isquémicas. No sólo puede darnos una hoja de ruta en el diagnóstico diferencial entre diferentes causas de insuficiencia cardíaca y arritmias, pero está asociado sólo con el desarrollo de eventos cardiovasculares en

El realce tardío con gadolinio (LGE) demostró jugar un papel importante en el diagnóstico y pronóstico en muchas miocardiopatías, tanto isquémicas como no isquémicas. No sólo puede darnos una hoja de ruta en el diagnóstico diferencial entre diferentes causas de insuficiencia cardíaca y arritmias, pero está asociado sólo con el desarrollo de eventos cardiovasculares en el corto y largo plazo. En la miocardiopatía hipertrófica (MCH), el uso de la resonancia magnética cardíaca (CMR) y en particular el LGE probó ejemplificar estos estamentos previos más sustancialmente como muchos centros demostraron que la presencia y extensión del LGE en MCH diferenció marcadamente el riesgo clínico entre los pacientes.

Basado en observaciones previas, Weng et al indentificó 5 estudios que analizaron el valor pronóstico del LGE en MCH. Estos estudios fueron todos realizados con scanners 1.5 Tesla e incluyeron un total de 2993 pacientes, 55% de ellos con LGE positivo evaluados visualmente por al menos dos operadores diferentes. El seguimiento promedio de este metanálisis fue 3.7 años y la edad de los pacientes fue en un rango entre 42-59 años. Los eventos evaluados incluyeron la muerte súbita, muerte por insuficiencia cardíaca, mortalidad total y mortalidad cardiovascular. El odds ratio para todos los evnetos fue significativamente mayor para pacientes con LGE incluyendo una variable dicotómica (positiva/negativa), incluyendo mortalidad total (OR 1.8; 95% CI 1.21 to 2.69). Sumado a la demostración que la mera presencia de LGE se asoció con peor pronóstico, los autores también remarcaron que mucha masa con LGE resultó en incremento de riesgo de mortalidad cardiovascular, por ejemplo, un incremento 1.57 veces por cada 10% de miocardio con LGE. Finalmente, el estudio probó que el LGE es un predictor independiente de riesgo ajustado por relación de riesgo (hazards riesgo) para muerte súbita por las características basales con el incremento ajustado de 1.36 veces el riesgo basal por cada 10% de ventrículo izquierdo reemplazado por LGE (95% CI 1.10 – 1.69, p=0.005).

Tomados en conjunto, este metanálisis demuestra elegantemente que mientras el LGE es común en la MCH, su presencia continúa identificando un grupo de mayor riesgo por encima de predictores de riesgo bien conocidos incluidos en guías previas como la obstrucción al tracto de salida del ventrículo izquierdo, taquicardia ventricular en holter de 24 hs y el espesor de pared >30 m. Más importante, el estudio sugiere que en un reporte de RMC el LGE no sólo debe informarse como positivo/negativo, sino que también debe cuantificarse adecuadamente con % de la masa ventricular izquierda. Este estudio junto a otros datos que demuestran que el grupo de pacientes con MCH de mayor riesgo tienen LGE>15% del total de masa ventricular izquierda, proporcionando evidencia sólida que soporta la realización de RMC en pacientes con casos sospechosos así como en aquellos previamente confirmados. Aunque no hay estudios clínicos randomizados que demuestren que el hallazgo de alta carga de LGE es indicativo del implante de cardio-desfibrilador  en MCH, todos los datos observacionales llevan en esa dirección y los métodos pueden utilizarse, al menos, para balancear la decisión clínica hacia una aproximación más conservadora o invasiva. En conclusión, Wng et al sugieren que la RMC con LGE puede utilizarse como una herramienta efectiva para estratificar pacientes con MCH.

Posts Carousel

Deje un comentario

Registrese para comentar. Sus e-mail no será publicados

Cancel reply

Últimas noticias


TWITTER