Eventos Cardiovasculares potencialmente prevenidos con la adopción de las Guías ACC/AHA 2017 sobre Hipertensión Arterial

Eventos Cardiovasculares potencialmente prevenidos con la adopción de las Guías ACC/AHA 2017 sobre Hipertensión Arterial

Los autores reportan los resultados de un modelo matemático desarrollado con el fin de estimar el número de eventos cardiovasculares que se pueden prevenir y los eventos adversos serios que se pueden esperar al aplicar al tratamiento de los hipertensos la guía propuesta en el 2017 por el ACC/AHA.   Las Guías Clínicas de Hipertensión

Los autores reportan los resultados de un modelo matemático desarrollado con el fin de estimar el número de eventos cardiovasculares que se pueden prevenir y los eventos adversos serios que se pueden esperar al aplicar al tratamiento de los hipertensos la guía propuesta en el 2017 por el ACC/AHA.


 

Las Guías Clínicas de Hipertensión Arterial publicadas el 2017 (1) por el “American College of Cardiology” (ACC) y la “American Heart Association” (AHA) reducen el límite para considerar hipertenso a quien tiene presiones ≥130/80 mmHg pero recomiendan tratamiento farmacológico a individuos con presión entre 130-140 mmHg sólo si el riesgo cardiovascular es elevado. Los autores reportan los resultados de un modelo matemático desarrollado con el fin de estimar el número de eventos cardiovasculares que se pueden prevenir y los eventos adversos serios que se pueden esperar al aplicar al tratamiento de los hipertensos la guía propuesta en el 2017 por el ACC/AHA.

El método de cálculo utilizado en este estudio considera un período de tratamiento de 10 años, en hipertensos de Estados Unidos, de 45 años o más y compara los resultados esperados al aplicar las guías ACC/AHA 2017 con los valores actuales de presión en la población y lo que se lograría al aplicar las metas del Séptimo (2003) u Octavo (2014) “Joint National Committee Report (JNC)”. Los datos para realizar este análisis fueron: 1) Tamaño poblacional: “National Health and Nutrition Examination Surveys” 2011 a 2014. 2) Tasa de eventos cardiovasculares fatales y no fatales: la cohorte REGARDS (REasons for Geographic And Racial Differences in Stroke) ajustada a la población de USA. 3) La reducción de riesgo según logro de metas: meta-análisis de ensayos clínicos (2)

Los resultados muestran que al aplicar la guía ACC/AHA 2017 con los niveles actuales de presión de la población estadounidense, se requiere iniciar el tratamiento antihipertensivo en 17.9 millones de personas mayores de 45 años e intensificar tratamiento en 24 millones. Se podrían evitar 3 millones de eventos cardiovasculares (rango de incertidumbre [RI] 1.1-5.1 millones), pero se podrían producir 3.3 millones de eventos adversos serios. Comparado con los niveles de presión actual el lograr y mantener las recomendaciones de la guía 2017 puede prevenir 71.9 (UR 26.6-122.2) eventos CV por 1000 sujetos tratados por 10 años. Un 83% de los eventos prevenidos provienen de tratar a quienes tienen presión ≥140/90 mmHg, un límite de presión para iniciar tratamiento recomendados desde hace años,  35% de los eventos prevenidos se logran por inicio de tratamiento antihipertensivo y 65% por la intensificación de quienes están actualmente en tratamiento. Al aplicar las metas del Octavo JNC a la población actual prevendría 0.5 millones de eventos (UR, 0.2–0.7 millón) y lograr las metas del JNC 7 1.4 millones (UR, 0.6–2.0 millones).

Comentario del revisor: los resultados de este estudio aportan información valiosa a la discusión que se ha generado a nivel mundial sobre cuáles deben ser los límites de presión para diagnosticar hipertensión y cuales son las metas terapéuticas. Debe tenerse en cuenta que en la actualidad las guías de la Sociedad Europea (3) definen hipertensión arterial cuando las presiones son ≥140/90 mmHg, si bien en el sujeto de alto riesgo cardiovascular sugieren considerar la posibilidad de lograr presiones entre 120 y 130 mmHg si estas presiones son bien toleradas.  Si bien los resultados del meta-análisis usado en este artículo muestran un beneficio al bajar la presión a menos de 130 mmHg, otros meta-análisis y ensayos clínicos concluyen que solo hay beneficio al bajar la presión que está sobre 140 mmHg (4). Finalmente debe destacarse que el mayor beneficio se logra al iniciar tratamiento o intensificar tratamiento cuando las presiones son iguales o mayores a 140 mmHg.

Referencias:

1.- Whelton PK, Carey RM, Aronow WS, el al 2017 ACC/AHA/AAPA/ABC/ACPM/AGS/APhA/ASH/ASPC/NMA/PCNA Guideline for the Prevention, Detection, Evaluation, and Management of High Blood Pressure in Adults: a report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Clinical Practice Guidelines. J Am Coll Cardiol. 2018;71:e127–e248. doi: 10.1016/j.jacc.2017.11.006

2.- Bundy JD, Li C, Stuchlik P,el al  Systolic blood pressure reduction and risk of cardiovascular disease and mortality: a systematic review and network meta-analysis. JAMA Cardiol. 2017;2:775–781. doi: 10.1001/jamacardio.2017.1421

3.- Williams B, Mancia G, Siering W, et al.— 2018 ESC/ESH Guidelines for the management of arte- rial hypertension. The Task Force for the management of arterial hypertension of the European Society of Cardiology (ESC) and the European Society of Hypertension (ESH). Eur Heart J, 2018, 36, 1953-2041.

4.- Brunstrom M, Carlberg B. Association of blood pressure lowering with mortality and cardiovascular disease across blood pressure levels: a systematic review and meta-analysis. JAMA Intern Med 2018;178:28–36.

Posts Carousel

Deje un comentario

Registrese para comentar. Sus e-mail no será publicados

Cancel reply

Últimas noticias


TWITTER