Infección aguda e infarto del miocardio

Infección aguda e infarto del miocardio

En la última década la relación entre una infección aguda viral o bacteriana y un infarto agudo del miocardio (IAM) ha sido reportada cada vez con mayor frecuencia1. En este artículo nos referimos a un excelente trabajo de revisión recientemente publicado por Musher y colaboradores1 . La estructura del artículo incluye los siguientes aspectos: 1.-

En la última década la relación entre una infección aguda viral o bacteriana y un infarto agudo del miocardio (IAM) ha sido reportada cada vez con mayor frecuencia1. En este artículo nos referimos a un excelente trabajo de revisión recientemente publicado por Musher y colaboradores1 . La estructura del artículo incluye los siguientes aspectos: 1.- Riesgo a corto plazo de IAM asociado a infección aguda; 2.- Riesgo a largo plazo de la misma asociación; 3.- Mecanismos potenciales; 4.- Vacunación; 5.- Resumen; y 6.- Direcciones futuras.

 

Riesgo de infarto del miocardio a corto plazo asociado con infección aguda.

Se revisaron varias publicaciones que caracterizan la asociación entre IAM, una variedad de patógenos (virus y bacterias), y sitios de infección1-3. Esta asociación es más frecuente y persiste más en el tiempo cuanto más severa es. Se cita un estudio reciente donde se reporta un aumento del riesgo de IAM en la semana después del comienzo de la infección con influenza (6 veces), virus sincicial respiratorio (4 veces), otros virus respiratorios (3 veces) y memoria bacteriana (48 veces) comparada con el riesgo en el año anterior o posterior al comienzo de la infección 1-5.

 

Riesgo a largo plazo

La asociación entre una infección aguda y el aumento de riesgo de presentar un IAM persiste unos meses después de la resolución de la infección. Este aumento de riesgo tanto a corto como a largo plazo es más marcado cuanto la infección sea más severa1-5.

 

Mecanismos fisiopatológicos de la asociación entre infección aguda y aumento de riesgo de infarto del miocardio

Se han señalado varios mecanismos posibles (Tabla 1) que explicarían una relación causal entre una infección aguda y el aumento de riesgo de un IAM que incluyen:

3.1.- Inflamación. La asociación con un aumento del riesgo de IAM se ha descrito con una variedad de patógenos (virus o bacterias), y sitios de infección (sistémica, respiratoria, urinaria entre otras) 1-5. Esta asociación es mayor y dura más cuando más severa es la infección. Se ha planteado como principal mecanismo la repuesta inflamatoria. Esto explica el aumento de IAM Tipo 1, que es el causado por una oclusión coronaria aguda relacionada con una ruptura de la placa ateroesclerótica. Esta placa contiene células inflamatorias IL 1, 6,8, factor de necrosis tumoral alfa1.

3.2.- Estado protrombótico, procoagulante. La infección aguda aumenta el riesgo de trombosis coronaria. Incluyen también la activación plaquetaria, aumento de procoagulantes, alteración de la fibrinólisis, alteración de la función anticoagulante del endotelio1.

3.3.- Se produce  un incremento del riesgo de IAM Tipo 2 por desbalance entre la oferta y la demanda miocárdica de oxígeno, la demanda aumenta por la inflamación, fiebre, taquicardia. La oferta puede disminuir por  alteración de la relación ventilación-perfusión. Además una infección respiratoria puede causar sobrecarga del ventrículo derecho, hipertensión arterial pulmonar.

3.4.-  Daño miocárdico directo que pueden contribuir a arritmias y deterioro de la función ventricular complicando el IAM1.

 

Importancia de la vacunación

Un metanálisis de 5 estudios randonizado muestra un 36% de reducción de riesgo de eventos cardiovasculares en los adultos que reciben vacuna anti-influenza comparados con los que no6. El beneficio es aún mayor si se limita a personas con enfermedad arterial coronaria6. En contraste, la información es limitada en relación con la vacuna anti-neumococos. En un metanálisis de 8 estudios observacionales se observó una disminución de un 17% en el riesgo de IAM en personas mayores de 65 años que recibieron vacunación anti-neumococos comparados con las que no7.

 

Resumen

La importancia del conocimiento por parte del equipo médico del aumento de riesgo de un IAM después de una infección aguda. Si existe indicación para antiagregación plaquetaria con aspirina y estatinas, estos medicamentos deben mantenerse si los venían recibiendo, o indicarlos si no tienen contraindicación1.

 

Direcciones Futuras

1-Deben realizarse investigaciones sobre la indicación de antiagregantes plaquetarios y estatinas, aún en aquellos que no tengan indicación conocida para estos tratamientos1.

2-Evaluar el uso de antinflamatorios incluyendo glucocorticoides y de bloqueantes de la angiotensina en estudios prospectivos de pacientes hospitalizados por neumonía para prevenir o mitigar un IAM1.

3-El uso de estatina y otros agentes anti-inflamatorios, aún en ausencia de una indicación específica, en pacientes de alto riesgo o en presencia de una infección severa, incluyendo sepsis1.

Deben caracterizarse los mecanismos de la asociación con otros eventos cardiovasculares que también aumentan después de una infección aguda tales como insuficiencia cardíaca, arritmias, e ictus. Esto es especialmente importante en el caso de la insuficiencia cardíaca, ya que el riesgo de ella después de una neumonía es aún mayor que el riesgo de un IAM1

 

 

REFERENCES

1-Musher DM, Abers MS, Corrales-Medina VF. Acute Infection and Myocardial Infarction. The New England journal of medicine. 2019;380(2):171-176.

2-Smeeth L, Thomas SL, Hall AJ, Hubbard R, Farrington P, Vallance P. Risk of myocardial infarction and stroke after acute infection or vaccination. The New England journal of medicine. 2004;351(25):2611-2618.

3-Kwong JC, Schwartz KL, Campitelli MA. Acute Myocardial Infarction after Laboratory-Confirmed Influenza Infection. The New England journal of medicine. 2018;378(26):2540-2541.

4-Ivey KS, Edwards KM, Talbot HK. Respiratory Syncytial Virus and Associations With Cardiovascular Disease in Adults. Journal of the American College of Cardiology. 2018;71(14):1574-1583.

5-Corrales-Medina VF, Serpa J, Rueda AM, et al. Acute bacterial pneumonia is associated with the occurrence of acute coronary syndromes. Medicine. 2009;88(3):154-159.

6-Udell JA, Zawi R, Bhatt DL, et al. Association between influenza vaccination and cardiovascular outcomes in high-risk patients: a meta-analysis. Jama. 2013;310(16):1711-1720.

7-Ren S, Newby D, Li SC, et al. Effect of the adult pneumococcal polysaccharide vaccine on cardiovascular disease: a systematic review and meta-analysis. Open heart. 2015;2(1):e000247.

Posts Carousel

Deje un comentario

Registrese para comentar. Sus e-mail no será publicados

Cancel reply

Últimas noticias


TWITTER