Enfermedad Cardiovascular y Cáncer de Mama: Donde se entrecruzan estas entidades

Enfermedad Cardiovascular y Cáncer de Mama: Donde se entrecruzan estas entidades

Declaración científica de la American Heart Association Esta declaración científica de la Asociación Americana del Corazón (AHA) recientemente publicada en  Circulation (1), pone en relieve la relación existente entre la enfermedad cardiovascular en la mujer, y el cáncer de mama. En primer lugar, reconociendo que existen factores de riesgo comunes a ambas enfermedades como el

Declaración científica de la American Heart Association

Esta declaración científica de la Asociación Americana del Corazón (AHA) recientemente publicada en  Circulation (1), pone en relieve la relación existente entre la enfermedad cardiovascular en la mujer, y el cáncer de mama. En primer lugar, reconociendo que existen factores de riesgo comunes a ambas enfermedades como el tabaquismo, la obesidad, el sedentarismo y la dieta. En segundo lugar, describe la importancia de los efectos secundarios de algunos de los tratamientos oncológicos utilizados en el cáncer de mama que aumentan el riesgo de cardiopatía como las antraciclinas y los anticuerpos monoclonales, que producen cardiotoxicidad que conllevan a insuficiencia cardiaca, solo reversible en algunos casos. El documento detalla las características de cada uno de los grupos farmacológicos utilizados y su umbral cardiotóxico, el cual debe ser tomado en cuenta para estar alertas a la aparición de cardiopatía. El tratamiento radiológico no es inocuo al corazón y su manifestación principal es la enfermedad arterial coronaria.

Este documento hace hincapié en la prevención, el diagnóstico precoz y la aplicación de tratamiento oportuno del daño miocárdico. En este sentido recomiendan como primer paso, la identificación del riesgo cardiovascular previo al tratamiento, la evaluación ecocardiográfica inicial y seguimiento con técnicas que detecten el daño precoz de la fibra antes de la caída de la fracción de eyección como el Speckle Tracking, que puede detectar la alteración en la deformidad miocárdica antes de afectar la función contráctil del ventrículo izquierdo. El uso de las imágenes en combinación con otros  biomarcadores (troponina I, péptidos natriuréticos) son indispensables para la identificación precoz del daño miocárdico y deben ser utilizados antes, durante y al culminar el tratamiento.

Por primera vez se habla de terapias preventivas con fármacos probados en la insuficiencia cardiaca como los betabloqueantes, Inhibidores del sistema renina-angiotensina y antagonista de la aldosterona.

En conclusión, se trata de un texto de lectura obligada para cardiólogos y oncólogos con la finalidad de trabajar en conjunto en la prevención de la enfermedad cardiovascular ya que es la primera causa de muerte en la mujer, muy superior a la mortalidad por cáncer de mama, esto asociado a la alta eficacia del tratamiento curativo de esa enfermedad oncológica de mama hace que las mujeres vivan más tiempo y tengan más oportunidad de manifestar la enfermedad cardiovascular.

Posts Carousel

Deje un comentario

Registrese para comentar. Sus e-mail no será publicados

Cancel reply

Últimas noticias


TWITTER