Cardiotoxicidad, prevención y resultados

Cardiotoxicidad, prevención y resultados

El tratamiento con dexrazoxano redujo el riesgo de insuficiencia cardíaca y eventos cardíacos en pacientes con cáncer de mama sometidos a quimioterapia con antraciclina con o sin trastuzumab y no afectó significativamente a los resultados oncológicos. Es lo que concluye estudio de revisión sistemática y metanálisis publicado por Ariane Vieira Scarlatelli Macedo (foto) y colegas

El tratamiento con dexrazoxano redujo el riesgo de insuficiencia cardíaca y eventos cardíacos en pacientes con cáncer de mama sometidos a quimioterapia con antraciclina con o sin trastuzumab y no afectó significativamente a los resultados oncológicos. Es lo que concluye estudio de revisión sistemática y metanálisis publicado por Ariane Vieira Scarlatelli Macedo (foto) y colegas en la edición inaugural del Journal of American College of Cardiology CardioOncology, Revista de acceso abierto del American College of Cardiology. Sin embargo, los autores advierten de la baja calidad de las evidencias disponibles. Más estudios aleatorios son necesarios antes de la implementación de esta terapia en la práctica clínica”, señalan.

El tratamiento del cáncer de mama con antraciclinas y y trastuzumab se asocia con un mayor riesgo de cardiotoxicidad. Entre las diversas estrategias para reducir el riesgo, el dexrazoxano es una opción para la prevención primaria de la cardiotoxicidad, pero rara vez se utiliza en la práctica clínica.

En este estudio, los investigadores revisaron sistemáticamente la base de datos online de enero de 1990 al 1 de marzo de 2019. Se incluyeron siete estudios aleatorizados y dos trabajos retrospectivos, con un total de 2.177 pacientes. El dexrazoxano redujo el riesgo de insuficiencia cardíaca clínica (RR: 0,19; IC95%: 0,09 a 0,40; p 0,001) y eventos cardíacos (RR: 0,36; IC95%: 0,27 a 0,49; p 0,001), independientemente de la exposición previa a antraciclinas. La tasa de respuesta oncológica parcial o completa, la supervivencia global y la supervivencia libre de progresión no fueron afectados por el dexrazoxano.

Comentarios por Ariane Vieira Scarlatelli Macedo

Nuestros resultados apoyan el uso de dexrazoxano como agente cardioprotector eficaz para los pacientes con cáncer de mama que reciben quimioterapia a base de antraciclina. Aunque las revisiones anteriores apuntan a la cardioprotección efectiva del dexrazoxano en pacientes oncológicos, nuestro estudio se centró exclusivamente en la población de cáncer de mama. Sin embargo, estudios adicionales son necesarios porque la calidad de la mayoría de la evidencia es muy baja para proporcionar recomendaciones definitivas. Utilizamos la herramienta “riesgo de sesgo” de Cochrane para evaluar la calidad metodológica de los ensayos clínicos aleatorios incluidos en nuestros análisis.

Descubrimos que ningún estudio aleatorio fue considerado como bajo riesgo de sesgo en todos los dominios de sesgo. Los dominios con más estudios clasificados como de alto riesgo de sesgo fueron ‘sesgos de desempeño’ debido al conocimiento de las intervenciones asignadas por participantes y empleados durante los estudios y ‘sesgos de fricción’ debido a la cantidad, naturaleza o tratamiento de datos incompletos de los resultados.
Se deben realizar ensayos clínicos aleatorios futuros de alta calidad para evaluar el dexrazoxano en pacientes con cáncer de mama evitando cualquier fuente potencial de sesgo. Aunque nuestro estudio sugiere que el dexrazoxano tiene un papel como agente cardioprotector para mujeres sometidas al tratamiento de cáncer de mama a base de antraciclina, no está del todo claro qué pacientes obtienen el mayor beneficio que resaltó la Dra Christine E. Simmons, MD, MSc, FRCPC, médico oncólogo de la Faculty of Medicine, University of British Columbia, Vancouver, Canadá en editorial que acompaña el artículo.
Los estudios incluidos en nuestra metanálisis utilizaron una amplia gama de dosis de antraciclinas, así como una amplia variedad de etapas de la enfermedad. No fue posible eliminar el riesgo cardiovascular de línea de base para los individuos incluidos en este estudio, que también podría tener un factor importante en la previsión de aquellos que tendrían el mayor beneficio con el cardioprotector.
La Dra Simmons sugiere que los esfuerzos futuros para estudiar y aclarar los beneficios potenciales del dexrazoxano para los pacientes con cáncer de mama requerirán una cuidadosa planificación y colaboración. Ella resalta que sería muy útil el desarrollo de un escore en el que pudiéramos obtener un nomograma con razones de probabilidad fiables para predecir el riesgo futuro de cardiotoxicidad de la antraciclina en pacientes con cáncer de mama.
“Como en muchas estrategias preventivas en la medicina, la inercia de adoptar un nuevo tratamiento es víctima de las motivaciones concurrentes de oncólogos, pacientes y cardiólogos en el momento de la consulta inicial”, escribió. Sabemos que hay riesgos, pero parecen muy lejanos en el momento en que una enfermedad inmediata con riesgo de vida se enfrenta. ¿Por ahora, hay algún mal en adoptar su uso más ampliamente? Nuestro meta-análisis sugiere que no.

Ref:

Efficacy of Dexrazoxane in Preventing Anthracycline Cardiotoxicity in Breast Cancer – Ariane V.S. Macedo, Ludhmila A. Hajjar, Alexander R. Lyon, Bruno R. Nascimento, Alessandro Putzu, Lorenzo Rossi, Rafael B. Costa, Giovanni Landoni, Angélica Nogueira-Rodrigues, Antonio L.P. Ribeiro – J Am Coll Cardiol CardioOnc. 2019 Sep, 1 (1) 68-79.

Posts Carousel

Deje un comentario

Registrese para comentar. Sus e-mail no será publicados

Cancel reply